Usagi Drop, un manga que está pegando fuerte

De un tiempo a esta parte se ha estado hablando bastante de Usagi Drop, una obra de 9 volúmenes wideban que se publicó en Japón entre 2005 y este mismo mes de abril de 2011 y que pertenece al género josei (manga para mujeres adultas), con elementos de comedia, drama y costumbrismo. Desde junio se está publicando un spin-off, Usagi Drop: Bangai-hen, y además se está emitiendo una serie de anime producida por I.G (franquicia Ghost in the Shell) y hace unos días se estrenaba en Japón la adaptación cinematográfica de imagen real. ¿Qué tiene esta obra para alcanzar tanto éxito a pesar de ser, a priori, tan poco comercial?

Pues una tierna historia, ideada por la autora Yumi Unita: Daikichi es un hombre de 30 años que tiene que asistir al funeral de su abuelo, recientemente fallecido, y allí conoce a Rin, una niña de 6 años que resulta ser hija ilegítima del difunto y de una mujer mucho más joven que la abandonó para proseguir con su carrera de mangaka. Como el resto de los asistentes la trata como a una marginada por la vergüenza que supone para las apariencias de la familia, Daikichi decide dar un paso al frente y hacerse cargo de la niña sin tener ninguna experiencia criando hijos.

Por supuesto, esta buena acción tiene consecuencias para él, que descubrirá lo duro que resulta educar a una niña siendo soltero y sin saber cómo hay que hacer las cosas, aunque contará con los consejos de la madre de un amigo de Rin, que es madre soltera. Curiosamente, la historia está dividida en dos partes, la segunda de las cuales nos muestra a Rin con diez años más y una nueva vida de estudiante de instituto.

En cuanto a si llegará o no a nuestro país, por el momento ninguna editorial parece interesada en este mangal, pero sí se está editando en los Estados Unidos y en Francia, con lo cual todo aquel que se sienta atraído por esta bonita historia y no sepa japonés puede tirar de los dos idiomas más internacionales para leer Usagi Drop.

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »