Tópicos del manga: los shinigami

Seguro que habéis leído muchos manga, ¿verdad? Pero aunque no hayáis leído 100 títulos diferentes seguro que os habéis encontrado por lo menos una vez con una obra donde aparecían shinigami, o por lo menos se mencionaban. ¿Qué es un shinigami? Pues puede sonar un poco brusco, pero son dioses/espíritus de la muerte. La representación japonesa de nuestra Parca, pero sin la guadaña (aunque a veces sí) ni la capa con capucha.

De hecho, es un concepto de origen incierto, pero no es sintoista, la religión principal de Japón, y en realidad se usa muy poco en el folclore japonés. Y es que en la mitología japonesa ya hay figuras relacionadas con la muerte, como el famoso Enma del budismo (transcripción japonesa de Yama, por si alguien es experto en el tema) o la diosa Izanami del sintoismo.

Donde tiene mucha presencia, aunque en cada obra de una forma bastante particular, es en el manga y en el anime. Uno de los ejemplos más conocidos es el de Bleach, donde los shinigami son unos espíritus que parecen samuráis y que se dedican a purificar las almas de los humanos. Otro es el de la popularísima Death Note, donde los shinigami dan más risa que miedo y son los propietarios de los cuadernos de la muerte, en absoluto interesados en purificar ningún alma, sino en alimentarse de lo que les queda de vida a los humanos.

La maestra Rumiko Takahashi está tocando el tema precisamente ahora, con Rin-ne, en la que su protagonista masculino, Rinne Rokudô, desempeña las tareas de shinigami a regañadientes. Los y las fans de Kuroshitsuji también sabrán lo que es un shinigami, pero en su caso se trata de series que deciden sobre quién y cuándo muere.

Salen shinigamis también en Fullmoon, en busca de la luna llena, de Arina Tanemura, cuya protagonista conoce a varios, que son almas de suicidas que se han convertido en estos seres como forma de castigo. Incluso en Naruto tienen cierta presencia, pues se requiere la ayuda de uno para la técnica que selló el kyûbi en el cuerpo del protagonista.

Como vemos, tienen más presencia en los cómics y los dibujos animados que en el folclore popular, aunque todo el mundo sabe más o menos lo que son, y cada autor da su propia visión de estos seres o los utiliza como le conviene.

 

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »