Thermae Romae, un manga pasado por agua caliente

Ya sabemos que los japoneses tienen ideas de lo más curiosas a la hora de crear mangas, a pesar de que haya muchas obras casi clónicas y con ideas muy manidas. Uno de estos mangas es Thermae Romae, un interesante título creado por Mari Yamazaki que pronto verá una adaptación animada y otra de imagen real en forma de película.

Iniciado en 2008 en la revista de seinen Comic Beam y con solo 3 volúmenes (sí, solo 3) recopilados hasta la fecha, esta obra tiene un planteamiento absurdo: Lucius, un arquitecto de la Antigua Roma adicto a las termas, que eran los baños de aquella época, pasa por un bache en su vida y mientras se relaja en una de sus amadas termas se traslada accidentalmente a unos sentô (baños públicos) del Japón actual, para sorpresa tanto suya como de los japoneses.

Alucinando con los avances japoneses en materia de baños vuelve a su tiempo y los implanta en la sociedad romana, y así va haciendo resucitar y evolucionar la actividad en su época, llamando la atención del mismísimo emperador Adriano, bajo el que las termas habían sufrido cierto abandono, como ocurre con los baños públicos japoneses en la actualidad.

Y esta es la premisa básica de Thermae Romae, que empezó como historia corta y ha cosechado tanto éxito (ganó la tercera edición de los Manga Taishô en 2010 y el premio a la mejor historia corta en el 14º Premio Cultural Osamu Tezuka) que pronto verá un anime de tres episodios en animación flash y, ya entrado 2012, una película de imagen real.

 

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »