Reseña de Sand Land, de Akira Toriyama

Akira Toriyama es el creador de Dragon Ball y Dr. Slump. Esto lo sabemos todos. Quizá también es ampliamente conocido que desde la creación de la popularísima saga de videojuegos Dragon Quest es el encargado del diseño de sus personajes y monstruos. Pero… ¿qué más ha hecho este señor que por desgracia perdió la energía y bajó el nivel de sus dibujos ya hacia el final de las aventuras de Goku y compañía? Pues, por ejemplo, esta Sand Land.

Publicada originalmente en 2000 y reunida en un solo volumen, que tenemos gracias a Planeta DeAgostini, forma parte del grupo de “las otras obras de Akira Toriyama”, junto a Teatro Manga, Cowa, Kajika o Nekomajin, pero dejando a un lado Teatro Manga, que se compone de historias cortas creadas por el maestro durante toda su carrera y que este año en principio veremos reeditada para el Salón del Manga, todo lo demás estaba lejos del mejor Toriyama. No sólo al compararlo con sus dos grandes obras, sino por la falta de ideas y un dibujo demasiado simple. Sand Land se aleja un poco, afortunadamente, de esa tendencia y nos ofrece una lectura amena que se hace incluso algo corta.

En un país devastado por desastres naturales y una guerra, cuyo rey es el único que tiene acceso al agua potable y lo aprovecha para venderla embotellada a precios prohibitivos, un hombre mayor pero todavía ágil y valiente llamado Rao se asocia con el joven príncipe de los demonios, Belzebub, y su asistente Thief para aventurarse en la búsqueda del manantial de agua que sospecha que existe en los dominios del rey. Durante la aventura veremos al curioso trío luchar contra el ejército del país y demostrar que sus habilidades combinadas son suficientes para hacer frente a un enemigo que tanto tecnológica como numéricamente es muy superior.

Todo ello con un nivel de dibujo más detallado (mención especial a los vehículos, la gran pasión del autor) que la media de lo que llevaba haciendo Toriyama desde el final de su obra más conocida y con una equilibrada combinación de escenas de lucha y de humor, además de un par de referencias a otras obras del autor que no desvelaremos aquí pero que son simpáticas y aparecen en la justa medida para no resultar excesivas como ocurriría con las que vimos en la posterior Nekomajin. En resumen, Sand Land es una obra bastante recomendable del mejor Toriyama post-Dragon Ball, sin ser imprescindible.

 

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

3 comentarios

Déjanos tu comentario »