Recomendación: Gaku

Cuando recomiendo una obra de manga o anime lo hago sin tener en cuenta si está publicada (o editada) en nuestro país o no. Al fin y al cabo, las obras más populares y actuales no necesitan ningún empujón. En el caso de hoy se trata de un manga de gran calidad, pero que no funcionó en nuestras tiendas y la editorial Planeta (¿quién si no?) decidió cancelarla después del cuarto volumen. Una auténtica lástima.

Gaku: Minna no Yama, más conocida sencillamente como Gaku, que es el nombre que tiene en los tomos recopilatorios, es una obra de Shin’ichi Ishizuka que se empezó a publicar en 2003 en la revista Big Comic Original y que por el momento sólo ha visto recopilados 14 volúmenes. Durante este tiempo ha quedado claro que es uno de los cómics más vendidos en Japón y ha recibido varios premios, como el Manga Taishô de 2008 y el Premio Shôgakukan al Mejor Manga en la categoría general en 2009. Además, se ha estrenado en Japón una película de imagen real basada en este manga.

¿Y de qué va? Pues es la historia de Sanpo Shimazaki, un apasionado del montañismo que colabora voluntariamente en el rescate de escaladores accidentados y/o perdidos. La obra está formada por varios “casos”, que conforman historias autoconclusivas de lo más emocionantes. No siempre tendrán un final feliz y nos harán soltar más de una lágrima, y aunque al principio podamos sentir desinterés por un manga de este tipo insisto en recomendarlo porque su lectura es muy, pero que muy amena, y en muchas ocasiones nos tiene en vilo, nunca mejor dicho.

Por desgracia, como he dicho antes, Planeta DeAgostini paró la colección ante las bajas ventas obtenidas (es lo que tienen las llamadas “obras de culto”, que no venden por muy buenas que sean) y no parece que vayamos a ver su final en castellano. Ante esto tenemos dos opciones: leer los volúmenes que sí llegaron a las tiendas, que al estar formados por historias autoconclusivas no nos dejarán completamente tirados, o buscar en japonés u otros idiomas. Pero merece la pena hacer cualquiera de las dos cosas.

 

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »