Presentado el XVII Salón del Manga

Ya tenemos confirmada la celebración del próximo Salón del Manga de L’Hospitalet, que como siempre tendrá lugar el último fin de semana de octubre, en este caso desde el sábado 29 hasta el martes 1 de noviembre, aprovechando el puente que se produce el lunes 31. La feria fue presentada ayer en Casa Asia y contó con la presencia de Carles Santamaria, el director del evento, Menene Gras, directora de cultura y exposiciones de la mencionada Casa Asia, y el autor del cartel de este año, Juan Álvarez Carrasco.

El cartel de este año, del que podemos ver un trozo encima de este artículo, es una clara referencia a Dragon Ball, porque utiliza la imagen del Rey Mono de la leyenda china que inspiró a Toriyama en la creación de su obra más conocida. Pero no será este el tema del salón, sino los samuráis, que hemos visto en tantos y tantos manga y anime, con más o menos fidelidad por la historia medieval japonesa. Los veremos por ejemplo en la exposición Samuráis de papel, donde podremos contemplar originales de obras de Hiroshi Hirata, veterano autor al que Glénat ha apoyado con la publicación de cinco volúmenes de historias cortas y que estará presente en el evento.

Aparte de este conocido mangaka, otra invitada será Kazue Katô, una autora que cumple 31 años la semana que viene pero que ya lleva un tiempo como profesional, y vendrá invitada por Norma, que precisamente publica a partir del Salón su obra Blue Exorcist, un shônen que se edita desde 2009 y que lleva ya 6 tomos recopilatorios. Se dice que habrá más autores invitados y que serán de bastante categoría, aunque después de la presencia de Wataru Yoshizumi e Izumi Matsumoto en la XVI edición, lo cierto es que será difícil superarlo.

Por otra parte, Santamaria anunció que este será el último año del Salón del Manga de L’Hospitalet… porque a partir de 2012 volverá a ser el de Barcelona al trasladarse al pabellón número 8 de la Fira de Barcelona, en Montjuïc, que es el que acoge el Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Un espacio mucho más grande y práctico que el claramente insuficiente de la Farga, que ya había obligado a la organización a repartir algunas actividades por otras zonas del centro de la ciudad desde hacía unos años. Y desde aquí podemos decir que, nostalgias aparte, ya era hora.

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »