Nada es casualidad en los nombres de Naruto

Hace tiempo vimos la inspiración de los nombres de Dragon Ball, que Toriyama tomó sobre todo de alimentos, pero también de otros campos semánticos. Ya lo había hecho en Dr. Slump, así que podemos decir que es una práctica que le gusta. Masashi Kishimoto, el famosísimo autor de la famosísima Naruto, nunca ha negado que el maestro Toriyama es uno de sus ídolos y aunque sus obras cumbre difieren mucho, el tema de los nombres inspirados en algo está también presente en el manga más popular (con el permiso de One Piece) de la última década.

Empezaremos con el nombre del protagonista, el que da nombre a la serie (¿para qué esforzarse más, verdad?). Su nombre hace referencia al naruto, un condimento del ramen que, si miráis en la foto de arriba, es el que tiene una espiral de color rosa. ¿Qué tiene Naruto en su barriga? Un tatuaje en forma de espiral. ¿Y qué es lo que más le gusta a Naruto? El ramen. Ahí lo tenéis.

¿Qué me decís de Shino Aburame, el ninja entomólogo? Le encantan los insectos, y si nos fijamos en su nombre puesto al revés, como en japonés, nos queda Aburame Shino. “Aburamushi” es una de las formas de llamar a las cucarachas en japonés.

Fijaos en los nombres de los padres de Shikamaru, Ino y Chôji. Eran conocidos como el trío Ino-shika-chô, palabras que significan respectivamente “jabalí”, “ciervo” y “mariposa”, y que además son los nombres de tres cartas muy valiosas del juego tradicional japonés hanafuda.

Pero en el caso de Shikamaru, además, sabemos que pertenece al clan Nara. Nara es una ciudad de Japón, famosa entre otras cosas por la gran cantidad de ciervos que deambulan libremente por sus calles. Más: tenemos al clan Inuzuka, el de Kiba, que significa “casa de perros“. Además, “kiba” significa “colmillo”.

No nos olvidamos de Sakura Haruno, que de nuevo invertido a la japonesa significa “flor de cerezo de primavera“. Tampoco del maestro Kakashi Hatake (campo de espantapájaros), el maestro Iruka Umino (delfín del mar), el pequeño Konohamaru (no hace falta decir qué es Konoha, ¿verdad?, y “maru” era antiguamente una terminación habitual de los nombres masculinos), el clan Hyûga (hacia el Sol), o Jiraiya y Tsunade, dos personajes de un antiguo cuento japonés, cuyo villano principal se llamaba… Orochimaru.

Hay muchas referencias que se entienden mejor siendo japoneses y entendiendo los kanji, y no terminaríamos nunca porque en Naruto hay muchísimos personajes y todos los nombres tienen algún sentido, pero con este repaso que hemos hecho de las curiosidades más importantes podemos darnos cuenta de que en esta obra los nombres tampoco son ninguna casualidad.

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »