Los momentos más desagradables de Dragon Ball

Como todos los viernes, Dragon Ball se convierte en la obra protagonista de uno de los artículos de Zonamanga, y en esta ocasión vamos a repasar los momentos más violentos y desagradables que podemos ver en este manga, cuya imagen ha sido injustamente simplificada por muchas mentes cerradas pero que tenemos que reconocer que, a pesar de sus valores, también contiene mucha violencia.

Es una historia de lucha y artes marciales, con lo cual sería inconcebible que no aparecieran golpes, moretones y sangre, pero algunos momentos fueron especialmente desagradables y lograron estremecer a los lectores y espectadores.

Probablemente el primero de ellos fue cuando el padre de Upa fue asesinado por Tao Pai Pai, que le clavó su propia lanza en el corazón. Posteriormente, en el transcurso de los cuartos de final del 22º Gran Torneo de las Artes Marciales, el todavía malvado Ten Shin Han le rompía la pierna a un vencido Yamcha.

En el siguiente, el 23º Gran Torneo de las Artes Marciales, Piccolo atravesó la parte derecha del pecho de Goku con un rayo de energía lanzado por la boca, en lo que constituyó la primera herida de este calibre en uno de los protagonistas.

¿Os dais cuenta de la paradoja? Aquella primera vez que perforó el cuerpo de su enemigo pretendía matarlo y no lo consiguió, pero cinco años después lo volvió a hacer, cuando Goku inmovilizaba a su enemigo común Raditz, y sí lo mató, aunque en aquella ocasión Piccolo no lo deseaba especialmente.

En la batalla posterior entre los luchadores de la Tierra y los saiyanos vimos varias muertes entre las filas de los buenos, lo cual ya de por sí es desagradable, pero hubo un momento que nos puso la piel de gallina: cuando Nappa le arrancó el antebrazo a Ten Shin Han de un puñetazo.

Ya en Namek vimos otras perforaciones de tronco, pero no nos afectaron tanto porque nos habíamos acostumbrado a verlas. Lo que sí nos dolió en el alma fue la segunda muerte de Krilín, al que Freezer hizo reventar en el aire y con lo que despertó al supersaiyano que había en Goku, su mejor amigo.

Más adelante veríamos como A-18 le rompía un brazo a Vegeta de una patada, o como un mini Cell le hacía lo mismo a Yamcha con un codazo, pero en la saga de Bu las muertes, aunque mucho más abundantes, tuvieron un “suavizante”, y es que la versión malvada del monstruo normalmente convertía a sus enemigos en dulces y se los comía, así que el nivel de violencia de Dragon Ball se rebajó un poco. ¿Cuál es para vosotros el momento más desagradable de la obra maestra de Akira Toriyama? ¿Con cuál tuvisteis que apartar la mirada? ¿Cuál recordáis sin cesar a pesar de los esfuerzos por borrarlo de vuestra mente?

 

 

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »