Keiichi Hara: “Miyazaki se me adelantó”

En cada Salón del Manga, los invitados participan en una actividad que lleva por título “Encuentro con los fans”, que consiste en una entrevista colectiva de los asistentes al invitado y que tiene lugar en la Sala de Actos del recinto. Este año no ha sido la excepción y uno de ellos ha sido Keiichi Hara, el director de El verano de Coo y Colorful, entre otras cosas. Estos son algunos de los momentos más destacados de un acto donde se mostró bastante simpático y campechano.

Como hemos dicho, antes de estas dos películas había hecho otras cosas, que fueron básicamente la dirección de películas de Doraemon y Shin-chan y de capítulos de la serie de esta última. Una de las preguntas que surgieron fue la inevitable ¿Por qué hizo usted que Shin-chan y su familia visitaran Barcelona en un episodio? La respuesta, bastante curiosa, fue la siguiente: el maestro Hara lo había medio prometido durante una cena a la que asistió en Barcelona y luego se sintió obligado a cumplir la promesa, a pesar de que en el estudio japonés todo el mundo lo veía como una tontería sin sentido.

Pero dirigir Doraemon y Shin-chan le permitió adquirir cierto reconocimiento y tuvo la oportunidad de llevar a cabo la producción de El verano de Coo, una historia personal en la que había trabajado toda la vida y cuyo concepto es anterior, aseguró, a E.T. El Extraterrestre (1982), película con la que se compara habitualmente.

También afirmó que otro director que “se le adelantó” fue Hayao Miyazaki, al que admira profundamente pero al que no querría emular, pues no está “dispuesto a vivir con el estrés de las producciones de Ghibli”. Según Hara, las primeras series y películas de Miyazaki tenían mucho éxito pero estaban ambientadas en mundos de estilo europeo, así que cuando empezó a pensar en El verano de Coo creía que sería el primero en dirigir una gran producción ambientada en Japón y su folklore, pero entonces se estrenó Mi vecino Totoro y en su interior se mezclaron “la admiración y un poco de rabia”.

En cuanto a la película en sí, afirmó que la había dirigido para sí mismo, y que eligió a un kappa como protagonista porque es una figura popularísima en Japón, aunque aquí sea prácticamente desconocida incluso entre los aficionados al manga y el anime. El verano de Coo, con una duración de 139 minutos, algo poco habitual en Japón, suele echar para atrás por este motivo, pero su director aseguró que la gente que la ve le dice que no se le hace larga, y que según sus planes tenía que durar incluso 3 horas, se vio obligado a recortarla muy a su pesar y aun así le pedían más recortes, pero “no era posible quitar nada más”.

Otro de los comentarios divertidos que hizo Hara en su intervención fue que desde que se independizó y crea sus propias películas solo ha dirigido El verano de Coo, su proyecto más personal, y Colorful, adaptación de una novela de gran éxito en Japón, pero nada más. Después de la segunda ha pasado más de un año y le da “un poco de vergüenza” no haber hecho nada más desde 2010. Por otra parte, considera que lo de independizarse de un estudio y crear sus propios proyectos no es tan bonito como puede parecer desde fuera, ya que hay una gran presión y si algo no triunfa luego es muy difícil que otros productores confíen en nuevas ideas de ese mismo director. Sin embargo, según lo que hemos podido ver hasta ahora, no tiene nada de lo que preocuparse en este sentido.

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »