Izumi Matsumoto más allá de Kimagure Orange Road

Kimagure Orange Road es uno de los shônen más queridos de los años 90, y en los últimos años su reemisión en el canal K3 catalán y la edición de su manga por parte de Glénat tanto en castellano como catalán han servido para que las nuevas generaciones conocieran esta entrañable historia romántica, probablemente el triángulo amoroso más famoso de la historia del manga. Su autor es Izumi Matsumoto, creador también de… ¿qué? ¿Ha hecho algo más? Por supuesto…

Aunque su gran éxito fue KOR, y no se avergüenza de ello, Matsumoto (nacido en 1958 como Kazuya Terashima) quería triunfar como batería en una banda de música y consideraba el manga como manera de subsistir hasta que pudiera dar el salto, pero sus historias cortas, relacionadas con la música, su vocación frustrada, acabaron despertando el interés de los editores y algunas saldrían finalmente en la Shônen Jump. Podemos verlas en el tomo Graffiti (1989), donde aparecen tanto las publicadas como las inéditas. Según el autor, Milk Report (1982) sería su primera obra profesional. Del mismo año es la historia corta LIVE! Tottemo Rock’n Roll, cuya protagonista sería la base para la creación de la protagonista de KOR, Madoka Ayukawa.

El gran bombazo del autor fue, como ya hemos dicho, Kimagure Orange Road (1984-1987, con 18 tomos), pero continuó dibujando algunas historias cortas y hasta algunos manga más largos, como Sesame Street (3 tomos, 1988-1992, que dejó inacabada por problemas de salud con origen en un atropello que sufrió a los 3 años de edad), Black Moon (1993, sólo como dibujante) o EE (1998), también conocida como Eternal Eyes.

Sin embargo, estos títulos tuvieron mucha menos repercusión que su obra maestra, y además Matsumoto se concentró en experimentar en otros terrenos. Tenemos por ejemplo libros de ilustraciones, las novelas ilustradas de Shin Kimagure Orange Road, el diseño de personajes de los videojuegos Angel Graffiti (Playstation, 1996) y Angel Graffiti S (Saturn, 1997) o la revista de manga digital en CD-ROM Comic-On (1996).

Todo esto son las obras más destacadas de un autor que en los últimos años ha visto empeorado su estado de salud pero que no ha dejado de intentar publicar, en un formato u otro, nuevas historias, aunque también ha vuelto a KOR con algunos capítulos especiales ya en la década de los noventa. Y tampoco ha querido dejar de estar en contacto con sus fans, prueba de ello fue su presencia en el último Salón del Manga de L’Hospitalet.

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »