Géneros manga: yuri

Adelantamos un poco la sección semanal de géneros del manga porque, en ocasión del Día del Orgullo LGBT (Lesbiano, Gay, Bisexual y Transexual) que se celebró ayer, aprovechamos para hablar del yuri. Así como hace un tiempo vimos lo que era el yaoi, el manga de relaciones entre chicos, hoy veremos el que retrata las relaciones sentimentales o sexuales entre personajes femeninos.

En el yuri la historia se puede centrar en los aspectos más sentimentales o más sexuales de las relaciones. En el primer caso también se conoce, aunque sólo en Occidente, como shôjo-ai (igual que en el caso masculino sería shônen-ai), pero como ocurre muchas veces esto de las fronteras y las etiquetas es bastante difuso.

En general, la temática lésbica empezó a aparecer en el manga en los años 70, si bien tenía cierta tradición en la literatura, con autoras como la mítica Riyoko Ikeda o Ryoko Yamagishi. Pero hasta los años 90 el género no empezaría a ser aceptado por una porción más grande de público, saliendo de la oscuridad en la que estaba. De hecho, hasta 2003 no apareció una revista especializada, la Yuri Shimai, que luego fue descontinuada y revivió en la Comic Yuri Hime. Curiosamente, en 2007 nació otra revista, la Comic Yuri Hime S, de contenido yuri pero dirigida a un público masculino. Por supuesto, en los dôjinshi es donde han corrido más ríos de tinta al relacionar sexualmente a personajes femeninos que en las historias oficiales no tienen ese tipo de relación.

El origen de la palabra es ciertamente interesante: lo acuñó el editor de la revista Barazoku, de target gay, en 1976, para referirse a las lectoras femeninas que escribían, al llamarlas “yurizoku” (“tribu del lirio o la azucena”) en contraposición a “barazoku” (“tribu de la rosa”). Por lo menos es este origen el que se le atribuye. Sea como fuere, rápidamente se extendió la palabra “yuri” para identificar el manga pornográfico de temática lésbica. Como decíamos antes, se suele usar la palabra shôjo-ai, en Occidente, cuando no implica relaciones explícitas, pero en principio “yuri” sirve tanto para las relaciones sólo amorosas como para las sexualmente explícitas.

Vamos a por las características del género: al principio, en los años 70, normalmente las historias giraban alrededor de una mujer adulta y sofisticada que se relaciona con una chica joven y tímida que siente admiración por ella. Además, al conocerse su relación lésbica públicamente solía acabar en tragedia. El primer manga lésbico fue Shiroi Heya no Futari (La pareja de la habitación blanca), de Ryoko Yamagishi, un solo volumen de 1971.

Más adelante se generalizó el uso del travestismo, como podemos ver en las obras de Riyoko Ikeda, tales como nuestras conocidas La Rosa de Versalles y La Ventana de Orfeo, en las que personajes femeninos visten como si fueran hombres, sin duda con influencias del tradicional teatro Takarazuka, donde todos los personajes, también los masculinos, son interpretados por actrices.

Ya en los 90 se perdieron un poco esos estereotipos y aparecieron algunas relaciones lésbicas con una connotación positiva, como el conocido de caso de las sailors Neptuno y Urano de Sailor Moon, oficialmente pareja, y la primera que aparecía en un manga de tal popularidad. Posteriormente tendríamos otra relación lésbica en Utena, la chica revolucionaria, concretamente entre su protagonista y Anthy Himemiya, o en Devilman Lady, de Gô Nagai. El éxito de estas obras contribuyó al aumento de la aceptación del género, igual que Maria-sama ga miteru, serie de novelas ligeras que también tuvo un manga y varias adaptaciones animadas.

Otras obras donde el yuri es el elemento central de la trama son Oni-sama e…, de Riyoko Ikeda, Miyuki-chan in Wonderland, de las CLAMP, o Strawberry Panic!, de Sakurako Kimino y Chitose Maki, entre muchas otras, mientras que es un elemento más de la trama en Card Captor Sakura, Cutie Honey, .hack//Sign, Azumanga Daioh, I My Me Strawberry Eggs, Ikkitôsen, Lady Snowblood, Negima!, RG Veda, la mencionada Sailor Moon, Sukeban Deka, Vampire Princess Miyu o X.

 

 

 

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »