Galería: El verano de Coo sigue vendiéndose como las rosquillas