El portal de manga de Ken Akamatsu empieza sus pruebas en castellano

Como posiblemente ya sabréis Ken Akamatsu, autor de Love Hina y Negima!, es el impulsor de un portal de manga llamado J-Comi que ofrece cómic de forma gratuita, financiado por la publicidad. Se trata de obras que ya fueron publicadas en papel y que ha querido rescatar para la plataforma, pero no por ello deja de ser una interesante propuesta… que dentro de poco podremos disfrutar en castellano entre muchos otros idiomas, uno de ellos el catalán.

Los títulos elegidos para la beta, que en realidad ya está en marcha, son 18: Love Hina, Madô Taiga, Home, Belmondo LeVisiteur, Eb Star, Haruka Refrain, Hôkago Wedding, Huwahura, Itsudatte my Santa (también de Akamatsu), Jinsei wa iroiro da, Mad Stone, OL Lunch, Planet7, Player wa nemurenai, Saisoku!!, Salad Days, Sora Miyo y Wild Run.

No son muy conocidos, salvo el primero naturalmente, pero quizá gracias a la traducción al castellano (automática, eso sí, lo que ha generado quejas y risas por parte de algunos lectores que ya la han sufrido) se popularizan entre los otakus hispanohablantes. Para acceder a ellos hay que partir de este enlace y dentro del cómic en cuestión elegir el idioma de “subtitulado”. Eso sí, repetimos que le falta mucho trabajo porque de momento la traducción se nota mucho que es automática.

Además, se ha creado una aplicación para iOS llamada J-Reader, que permitirá leer títulos del portal en PDF de forma gratuita, y se puede comprar ya en la tienda iTunes. Esta modalidad da acceso a 149 títulos de manga. Casi nada, ¿verdad? Aunque en este caso los idiomas disponibles son únicamente el japonés y el inglés. Se ha confirmado que pronto llegará también una versión para Android.

El maestro Akamatsu, junto con los autores de los muchos mangas disponibles en J-Comi, sigue de esta forma distribuyendo legalmente títulos poco conocidos o descatalogados, y hasta algunos prohibidos por las nuevas y estrictas leyes contra el manga erótico, con la intención de acabar con los scans ilegales de una forma que se puede considerar el término medio: los lectores no tendrán que pagar, pero sí ver anuncios. ¿Qué os parece la fórmula?

 

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »