EDT subsana el “error” de las portadas de Fushigi Yûgi

Cuando EDT, todavía llamándose Glénat, anunció que llegaría la edición definitiva de Fushigi Yûgi también en castellano muchos otakus del estado español se alegraron de poder tener también esta magnífica edición en lengua castellana y que hasta hace poco solo existía en catalán, idioma en el que salió la obra cumbre de Yû Watase directamente en este formato tras la edición normal en castellano, pero no se imaginaban que la editorial replantearía sus portadas. La polémica por fin ha terminado.

Las portadas de la edición catalana de la kanzenban de Fushigi Yûgi le parecieron a Joan Navarro, hoy el propietario de la editorial, demasiado llamativas y “horteras”, así que sugirió que la nueva edición en castellano tuviera unas cubiertas como las del resto de la línea Big Manga, al estilo minimalista de Lamu, Maison Ikkoku o Ikkyû, formato que ha recibido sin ir más lejos la nueva edición de Ranma 1/2.

Cuando salió el primer volumen, hace muy poco tiempo, los fans lanzaron el grito al cielo porque querían unas portadas como las de la edición catalana, así que Navarro, no sin antes enfrentarse a las críticas a su polémica manera y desde su blog personal, se vio obligado a rectificar y a anunciar que a partir de entonces se recuperarían las portadas originales.

Y así ha sido, porque este mes aparece el volumen 2 de la edición definitiva de Fushigi Yûgi y, tal como se prometió, viene con la nueva portada e incluye también la segunda versión de la del primer tomo, para que los enfadados fans de la obra de Watase puedan deshacerse de la primera portada que propuso EDT. Tendrá su peculiar forma de ser, pero no podemos negar que Joan Navarro sabe dar respuestas a las quejas.

 

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »