D’Artacan y Willy Fog, personajes de anime

Seguro que aquí todos sabemos lo que es el manga español. Si no, se puede resumir en que es una serie de cómics dibujados por autores españoles con estilo manga. Pero… ¿qué es el anime español? Lo que nos lleva a otra pregunta: ¿no os habéis fijado en que algunas series de dibujos de TVE de nuestra infancia tenían cierto estilo japonés? La respuesta debería ser “sí”, y la verdad es que hay motivos para tener esa sensación: se trata de las coproducciones hispano-japonesas de la animación.

El origen de todo ello lo encontramos en la empresa española BRB Internacional, fundada por Claudio Biern Boyd, que a principios de los años 70 se hizo con los derechos de distribución de series como La Abeja Maya o Vickie el Vikingo, a su vez coproducciones germano-japonesas. Posteriormente produciría sus propias series de dibujos animados, las más conocidas de las cuales David el Gnomo (1985), y las dos que son propiamente coproducciones con Nippon Animation: D’Artacan y los tres Mosqueperros y La vuelta al mundo de Willy Fog.

La primera se emitió en 1981 en 26 episodios, y en Japón se llamaría Wanwan Sanjûshi, literalmente “Los tres mosqueteros guau guau”. Como ya sabemos, adapta y suaviza la gran novela de Alejandro Dumas Los tres mosqueteros, y presenta a sus personajes con los nombres ligeramente cambiados y con aspecto de perros antropomórficos, con la excepción de la misteriosa Milady, que es una gata. Que tenga ese aire japonés del que no éramos conscientes entonces pero que podemos apreciar ahora se debe a que en el equipo había una fuerte presencia de japoneses, que se encargaban en exclusiva del diseño y la animación y participaban en todos los demás aspectos de la creación de este clásico de nuestra infancia, del que no podemos olvidar la canción de inicio.

Lo mismo ocurre con La vuelta al mundo de Willy Fog (Hachijû nichikan sekai isshû) también de 26 episodios pero emitida en 1983, con la banda sonora interpretada por el grupo Mocedades. En este caso los personajes, que nacían en la novela de Julio Verne La vuelta al mundo en 80 días, tenían también los nombres cambiados y volvían a ser animales, pero esta vez con más variedad, siendo Willy Fog, el protagonista, un león, y sus compañeros de viaje Romy, Rigodón y Tico una pantera, un gato y un ratón respectivamente. Como la serie de D’Artacan, La vuelta al mundo de Willy Fog también presentaba personajes y situaciones nuevas, más adecuadas para el público infantil.

Y sin saber que estas dos series eran medio japonesas, la verdad es que se trata de dos historias absolutamente recomendables que todo el mundo debería recuperar si encuentra las ediciones en DVD que existen.

 

Esto también te interesará:

Most Commented Posts

Déjanos tu comentario »