Curiosidades de Japón: los salaryman

En la fauna de la sociedad japonesa hay todo tipo de animales curiosos que aquí no tenemos o que conocemos en otras variantes. Uno de estos especímenes son los salaryman, los asalariados, trabajadores de oficina japoneses y trajeados que tienen características propias de la sociedad que les ha tocado vivir, y que vemos a menudo en el manga y el anime, una de cuyas obras más conocidas protagonizadas por uno de ellos es Salaryman Kintarô.

Lo que después de la II Guerra Mundial se veía como una salida segura laboralmente hablando, con los años se fue convirtiendo en sinónimo de la imagen que tiene hoy en día: jornadas interminables, estancamiento en la carrera profesional, falta de iniciativa (tampoco se lo permiten demasiado), mucha presión y hasta suicidios o karôshi, palabra japonesa extendida internacionalmente que significa “muerte por exceso de trabajo”.

No es un tema para reírse de él, pero hay otras curiosidades algo más amables alrededor de los salaryman. Es frecuente por ejemplo que se queden dormidos dentro del transporte público por el cansancio acumulado y agravado por las continuas invitaciones de los jefes a salir de copas después del trabajo. Sí, después de hacer horas extra toca salir con el jefe y emborracharse (lo hemos visto en Hiroshi, el padre de Shin-chan, y no es un tópico inventado), algo que no pueden rechazar demasiado a menudo. Eso sí, a la mañana siguiente hay que estar en el curro a la hora de siempre y preparado para rendir igual que el día anterior.

Habréis deducido que no les queda demasiado tiempo para aficiones, pero cuando pueden permitírselo tienen fama de practicar el golf, el mahjong (aunque este antiguamente) y también el manga, por qué no, y es que en la última década ha proliferado este nuevo tipo de salaryman otaku, conocido como otariiman, que cuando llega a casa se quita la corbata y los zapatos y se revela como un otaku de los más bestias. Incluso hay una revista llamada Business Jump, en marcha desde 1985 y dirigida a este tipo de público, donde se han publicado entre otras Gunnm (Alita) o Yume de Aetara (If I see you in my dreams, cuyo anime se emitió en algún canal de pago en nuestro país).

Esto también te interesará:

Most Commented Posts

Déjanos tu comentario »