¿Qué tienen en común Goku y Superman?

Quizá os habéis hecho en algún momento la pregunta “¿Quién ganaría en un combate entre Goku y Superman?”. No seríais los primeros, y en realidad es un estilo de pregunta heredero de las clásicas discusiones frikis “Hulk vs. La Cosa” o “Flash vs. Superman” (en este caso la pregunta es “¿Quién ganaría una carrera entre Flash y Superman?”), pero la pregunta es absurda porque este es un crossover que jamás ocurrirá. Eso sí, ganaría Goku, por supuesto. Pero nos estamos desviando. La pregunta de hoy es qué tienen en común estos dos titanes de los cómics.

Cuando empezó Dragon Ball vimos que Goku no era normal. Lo de la cola de mono tenía una explicación que vimos al cabo de poco y lo de su fuerza sobrehumana lo atribuíamos a unos afortunados genes y al buen hacer de su abuelo adoptivo al entrenarlo, pero había algo más. Cuando Goku se hizo mayor a Toriyama se le ocurrió que podía inventar para él un origen extraterrestre, que daba más sentido a las asombrosas características del personaje.

Al mismo tiempo se creaba un clarísimo paralelismo con el primer superhéroe de la historia de los cómics, creado por Jerry Siegel y Joe Shuster: Goku había sido lanzado en una cápsula cuando era un bebé y el planeta Vegeta estaba a punto de explotar. ¿A alguien le suena? No era la primera vez que Toriyama se inspiraba en otras obras, especialmente cinematográficas pero, por qué no, también de cómic. Y sin ningún tipo de problema.

En ambos casos los bebés que se convertirían en futuros salvadores de la Tierra fueron adoptados por alguien que se los encontró: Kal-el tuvo a los Kent, que le ofrecieron una vida familiar normal (dentro de lo que cabe), y Kakarot tuvo a su abuelo Son Gohan, que murió al ser aplastado sin querer por su nieto transformado en gorila gigante.

Más adelante se produciría otra coincidencia: Goku murió dos veces, en ambos casos sacrificándose para salvar el planeta ante un enemigo que estaba por encima de su nivel, y concretamente la primera vez, contra su hermano Raditz, consiguiendo su objetivo al morir con él. La muerte de Superman, en el combate contra Juicio Final, se produjo de una forma parecida: con la eliminación mutua. Las diferencias durante el resto de sus historias, tanto antes como después, son notables, pero el origen está ahí y es prácticamente idéntico.

 

Esto también te interesará:

Posts Relacionados

Déjanos tu comentario »